Escribimos

PARA TI

¿Deseas saber más?

El síndrome del Hombro Congelado

El síndrome del hombro congelado es una condición dolorosa que afecta la movilidad del hombro. En Ensalud y Bienestar, centro médico de fisioterapia y rehabilitación, entendemos la importancia de brindar información sobre esta afección. A continuación, exploraremos en qué consiste el síndrome del hombro congelado, sus síntomas, los grupos de personas más afectadas, métodos de diagnóstico y opciones de tratamiento disponibles.

¿Qué es el síndrome del hombro congelado?

El síndrome del hombro congelado, también conocido como capsulitis adhesiva, es una afección en la que la cápsula articular del hombro se vuelve rígida y dolorosa. Esto limita la movilidad y causa una sensación de rigidez en el hombro afectado. La causa exacta del síndrome del hombro congelado no se conoce completamente, pero puede estar relacionada con la inflamación y la formación de tejido cicatricial en la cápsula articular.

Síntomas del síndrome

Los síntomas del síndrome del hombro congelado incluyen dolor intenso en el hombro, rigidez que dificulta el movimiento, pérdida de fuerza y dificultad para realizar actividades diarias, como peinarse o abrocharse la ropa. Estos síntomas suelen desarrollarse gradualmente y pueden empeorar con el tiempo

Casos en los que aparece

El síndrome del hombro congelado puede aparecer después de una lesión en el hombro, como una fractura o una tendinitis. También puede ser el resultado de enfermedades como la diabetes, el hipotiroidismo o la enfermedad de Parkinson. Además, ciertos factores de riesgo, como el sedentarismo o la inmovilización prolongada del hombro, pueden aumentar las posibilidades de desarrollar esta condición.

Personas más afectadas

El síndrome del hombro congelado puede afectar a personas de todas las edades, pero es más común en personas de entre 40 y 60 años. Las mujeres tienen un mayor riesgo de desarrollar esta condición que los hombres. Además, aquellos que padecen enfermedades crónicas como la diabetes tienen un mayor riesgo de desarrollar síndrome del hombro congelado.

Diagnóstico del síndrome

El diagnóstico del síndrome del hombro congelado se basa en los síntomas del paciente y en un examen físico realizado por un profesional de la salud. En algunos casos, se pueden utilizar pruebas de imagen, como radiografías o resonancias magnéticas, para descartar otras afecciones y confirmar el diagnóstico de síndrome del hombro congelado.

Tratamientos para aliviarlo

El tratamiento del síndrome del hombro congelado se enfoca en aliviar el dolor, mejorar la movilidad y restaurar la función del hombro. Las opciones de tratamiento incluyen terapia física y rehabilitación, que pueden incluir ejercicios de rango de movimiento, terapia de calor o frío, terapia manual y técnicas de estiramiento. En algunos casos, se pueden utilizar medicamentos antiinflamatorios o se pueden realizar infiltraciones de corticosteroides para reducir la inflamación y el dolor. En casos graves y persistentes, se puede considerar la cirugía.

Prevención

Para prevenir el síndrome del hombro congelado, es importante mantener una buena postura, evitar movimientos bruscos del hombro y realizar ejercicios de fortalecimiento y estiramiento regularmente.

Si presentas síntomas de esta condición, te invitamos a visitar nuestro centro médico Ensalud y Bienestar, donde ofrecemos servicios de fisioterapia y rehabilitación especializados para tratar el síndrome del hombro congelado. Nuestro equipo de profesionales está comprometido en ayudarte a recuperar la movilidad y disfrutar de una vida activa y libre de dolor. ¡Contáctanos y comienza tu camino hacia la recuperación hoy mismo!

¿Te gustó? ¡Compártelo!