Escribimos

PARA TI

¿Deseas saber más?

¿Qué es la Hernia Discal?

En este blog, hablaremos sobre una afección común que afecta a muchas personas: la hernia discal. Esta condición puede causar dolor e incomodidad, pero con el tratamiento adecuado, es posible aliviar los síntomas y recuperar una vida activa y saludable.

¿Cuándo aparece?

La hernia discal ocurre cuando el núcleo gelatinoso de un disco intervertebral se hernia a través de una fisura en el anillo fibroso que lo rodea. Esta protrusión puede presionar los nervios cercanos, lo que resulta en dolor, debilidad y entumecimiento en la espalda baja o el cuello.

¿Cuáles son los síntomas?

Los síntomas más comunes de la hernia discal incluyen dolor en la zona afectada, que puede irradiarse hacia las piernas o los brazos, debilidad muscular, hormigueo y pérdida de sensibilidad en las extremidades. Estos síntomas pueden variar según la ubicación y el grado de la hernia discal.

¿Por qué se da?

La hernia discal puede aparecer debido a factores como la degeneración discal relacionada con la edad, lesiones traumáticas, movimientos repetitivos o una mala postura. Además, el tabaquismo, la obesidad y la falta de actividad física también pueden aumentar el riesgo de desarrollar esta afección.

¿A quiénes afecta?

Las personas más afectadas por la hernia discal suelen ser aquellas que realizan trabajos que requieren movimientos repetitivos o levantar objetos pesados. También aquellos que llevan un estilo de vida sedentario o tienen una predisposición genética pueden verse más afectados.

¿Cómo se diagnostica?

El diagnóstico de la hernia discal generalmente se realiza mediante una combinación de la historia clínica del paciente, un examen físico y pruebas de diagnóstico como resonancia magnética o tomografía computarizada. Estos exámenes ayudan a los médicos a evaluar la ubicación y la gravedad de la hernia discal.

Tratamiento

En Ensalud y Bienestar, ofrecemos una variedad de tratamientos para aliviar y curar la hernia discal. Estos incluyen la fisioterapia, que ayuda a fortalecer los músculos y mejorar la flexibilidad, terapias manuales como el masaje y la manipulación espinal, así como opciones de tratamiento no invasivas como la acupuntura y la terapia de calor o frío. En casos más graves, la cirugía puede ser necesaria, pero se considera como último recurso.

Prevención

Para evitar padecer hernia discal, es importante mantener una buena postura al sentarse y levantar objetos, hacer ejercicio regularmente para fortalecer los músculos de la espalda y evitar hábitos como fumar, que pueden debilitar los discos intervertebrales. Si experimentas síntomas de hernia discal, te invitamos a visitar nuestro centro médico de fisioterapia y rehabilitación, donde nuestro equipo de expertos te brindará el cuidado necesario para recuperar tu bienestar.

En Ensalud y Bienestar, estamos comprometidos con tu salud y bienestar. ¡Te esperamos con los brazos abiertos para ayudarte a superar la hernia discal y disfrutar de una vida sin dolor!

¿Te gustó? ¡Compártelo!